viernes, 27 de marzo de 2015

Rosquillas de Nata ....

Termino la semana con una receta de un dulce español típico en la Semana Santa.

La rosquilla es un dulce frito u horneado hecho con distintos tipos de masa, desde una masa más o menos esponjosa hasta masas hojaldradas.
Tiene forma toroide, es decir, forma de rosca, de ahí su nombre.
Cuyo origen se remonta al antiguo Imperio romano, época en la que su receta se extendió a buena parte de Europa y de la cuenca mediterránea.

Sus principales ingredientes son la harina, el azúcar, la levadura, el aceite de oliva y los huevos, además de los toques personales propios de quien las cocina, como ralladura de limón, de naranja, unos granos de anís, un toque de aguardiente y un chorro de vino dulce u otro licor.

En casa siempre se han echo las clásicas rosquillas tomando como referencia par las medidas el cascaron del huevo , y cuando el año pasado vi estas a mi querida Encarnita del blog  El Paraíso de los Golosos no tarde en ponerme manos a la masa .

Son muy fáciles de hacer y se conservan muy bien varios días dentro de una lata si es que conseguís que os duren mas de dos días .

Ahora os dejo con la receta y su elaboración paso a paso.

Rosquillas de Nata ....



Ingredientes:

500 gr de harina.
200 ml de nata para montar.
100 gr de azúcar.
2 huevos.
Un sobre levadura en polvo.
Aceite de girasol.
Unas gotas de aroma de anís.
Una pizca de sal.




Preparación:

Batimos la nata con el azúcar  el aroma de anís y la sal ,una vez este mezclado añadimos  los huevos.
Con ayuda de unas barillas o lengua de silicona mezclamos todo bien , una vez este todo integrado vamos añadiendo la harina,poco a poco ,hasta lograr una masa que no se pegue a los dedos , dependiendo de la harina podemos necesitar un poco mas o menos.
Cuando ya no podamos seguir mezclandola con las barillas cogemos la masa y la ponemos en una encimera enharinada.
Amasamos muy bien hasta que no se nos quede pegada en las manos.



Una vez la masa este lista , vamos cogiendo porciones de esta y  vamos dando forma  a nuestras rosquillas .
Para conseguir la forma característica de las rosquillas hay dos métodos.
Uno de ellos consiste en cortar la masa en trozos, frotarla con las palmas de las manos hasta formar rollos de cierto grosor y unir ambos extremos.
Otra manera de conseguir la forma deseada pasa por cortar en porciones la masa, amasar bolas pequeñas del tamaño de una nuez y perforar el centro.

Cuando ya las tengamos todas listas  las vamos  friendo en abundante aceite caliente no tiene que estar muy caliente ,para evitar que se quemen  hasta dorarlas.
Se fríen hasta dorarlas por ambos lados, estarán listas cuando se doren y se alejen del fondo
Una vez estén las sacamos y dejamos escurrir sobre papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite.




No hay que agregar el azúcar cuando las rosquillas estén muy calientes ya que el calor lo deshace.
Es preferible esperar y cuando estén templadas, pasarlas por azúcar glass o espolvorear éste en el momento en el que se vayan a consumir.

Son unas rosquillas deliciosas quedan muy jugosas y esponjosas que recuerdan a los donuts .





Como os decía al principio sobre el origen de las rosquillas nos remontamos en la historia a la Roma de los Césares, donde se encontraban más de cincuenta hornos de pan, que tenían la obligación de hacer una cantidad de pan diaria según lo ordenaba el César, pero una vez terminada su labor podrían hacer otros productos aprovechando el calor del horno, entre ellos, asados, empanadas y postres como las rosquillas.





Mirar que jugosas son uummmmmmm.





Espero que os hayan gustado y que os animéis a poner la receta en practica os aseguro que las repetiréis mas de una vez.

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil y feliz fin de semana wap@s.


miércoles, 25 de marzo de 2015

Empanada de zamburiñas ...

Hace casi seis meses que no publico una empanada y no sera por que no las haga , esta lleva desde principios de año esperando a ser publicada.
Como sabéis no me cuesta nada hacer empanadas y no solo por que nos gustan mucho si no por lo fácil que son de hacer en poco mas de una hora y media la tienes lista y si tienes preparado el sofrito con antelación el tiempo se reduce a una hora .

La empanada de zamburiñas es una de las empanadas gallegas más representativa de Galicia.

La Zamburiña Chlamys varia ,al igual que la vieira es un molusco bivalvo de la familia Pectinidae.
Viven tanto libre como en la costa pegadas mediante el biso a las piedras, rocas, restos de conchas y algas grandes.
Habita en profundidades de hasta 100 metros.

La forma de su concha, es junto a la de la vieira, la utilizada para marcar el Camino de Santiago.
Aunque comparte mucho parecido a la Vieira, su sabor no tiene nada que ver.
Una curiosidad o peculiaridad de las zamburiñas es que cambia de sexo varias veces en su vida aunque hasta su maduración es macho.

No confundir con La Volandeira o golondrina Aequipecten opercularis ,también llamada zamburiña francesa.
Se diferencia de la zamburiña por ser menos alargada, anaranjada en lugar de violácea como la zamburiña y sus orejas son prácticamente iguales.
Su forma se parece a la de la vieira pero es más pequeña y tiene las dos valvas o conchas convexas.
Esta especie no se entierra y se encuentra en más variedad de fondos.

Ahora os dejo con la receta y su elaboración.

Empanada de zamburiñas ...



Ingredientes:

700 Gr de zamburiñas ya limpias ( yo las compre congeladas ).
1 Huevo.

Ingredientes sofrito:

2 Cebollas medianas.
Pimientos asados.
Tomate frito.




Ingredientes para la Masa al momento:

650 Gr de harina aproximadamente.
1 vaso de leche (130 ml).
1 vaso de vino blanco (130 ml).
1 vaso de aceite de girasol (130 ml).
1 huevo.
1 pellizco de sal.

Si queréis ver su elaboración paso a paso pinchar Aquí..

Preparación:

Antes de hacer la empanada haremos el sofrito ,pochando la cebolla en un poco de aceite de oliva en una olla , cuando este añadimos los pimientos asados en trozos y dejamos dar unas vueltas salamos y añadimos un poco de salsa de tomate ,dejamos cocinar a fuego lento unos 5 minutos ,apagamos el fuego y reservamos.

El sofrito podemos hacerlo el día anterior de preparar la empanada no le pasa nada yo siempre lo dejo echo del día anterior.

Si usamos zamburiñas frescas quitamos las zamburiñas de sus conchas, las lavamos, las escurrimos y reservamos.

Para hacer la masa se echan todos los ingredientes en un bol y empezamos a amasar con las manos.
Cuando se junten bien los ingredientes y empecemos a obtener una masa compacta , la echamos en una mesa enharinada y seguimos amasando hasta que no se nos pegue a las manos y sea elástica.

Cogemos la mitad de la masa mas o menos y la estiramos con un rodillo dándole la forma rectangular de la bandeja del horno hasta dejarla de un espesor de 1 milímetro aproximadamente.

Como ya os he dicho otras veces a mi me gusta estirar la masa ya en el papel de horno así no hay que hacer malabarismos para ponerla después en la bandeja ,así no hay mas que coger el papel de horno por los extremos y ponerlo en la bandeja del horno.

Encima de esta capa de masa echamos el sofrito y luego vamos poniendo por encima las zamburiñas ,podéis poner mas o menos eso lo dejo a vuestra elección.

Estiramos la otra porción de masa que será la capa superior de la empanada, teniendo cuidado que no se rompa, y la situamos justo encima del sofrito, en la misma posición que la capa inferior.

Cortamos los bordes de la masa que sobresalgan.
Entonces es cuando uniremos las dos capas de la empanada, apretando con con los dedos vamos enrollándola para hacer el corrusco.

Hacemos un agujero en el centro de la masa con la ayuda de los dedos para que respire dentro del horno .





Una vez terminemos batimos el otro huevo y con la ayuda de un pincel pintamos toda la capa superior de la empanada.

Metemos en el horno precalentado a 200º ,introducimos la empanada altura media calor "turbo" durante 5 minutos luego bajamos a 180º.

Cuando lleve dentro del horno 20 minutos, ponéis la bandeja con la empanada en el fondo del horno y cambiáis el calor sólo abajo,esto es para que se haga un poco más la capa inferior y así al cogerla tenga un poco más de consistencia ya que la masa es muy fina.
La dejamos en esa posición y misma temperatura 10 minutos más y ya está lista.

Dejamos enfriar un poco y lista para comer .




Mirar ummmmm rica no riquisimaaaaaaaa , tanto templadita como fría esta deliciosa.



Si aun no has echo nunca una empanada no te lo pienses en poco mas de una hora tendrás una rica empanada con la que sorprender a quien se siente contigo a la mesa.

Espero que os haya gustado y no se os ocurra dejar de hacerla en cuanto tengáis ocasión ,por que esta de muerte relentaaaa.

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo en visitarme así como por vuestros comentarios los cuales siempre me encanta leer.
Bicos mil wap@s.

lunes, 23 de marzo de 2015

Pan de Broa de milho ....

Empiezo la semana con un pan que tenia muchas ganas de hacer ,la receta la he sacado de un recetario Portugues .

El año pasado Soledad me trajo un kg de harina de maíz para que pudiera hacer la empanada con la harina de millo a la que tantas ganas le tengo pero al final no hubo empanada y si unos panes riquisimos.

No os negare que resulta difícil hacer una broa de milho sin la harina adecuada y sin un horno de leña, pero una vez consigues la harina en el horno eléctrico no esta tan mal el resultado.

La broa de Milho es un pan tradicional del norte de Portugal y Galicia elaborado principalmente con harina de maíz o millo que no hay que confundir con la maicena o las harinas de maíz blancas precocidas.

Aquí en Galicia la broa se hace con harina de maíz o millo y de centeno usando una masa madre de centeno.

El maíz o millo destinado a la elaboración de harina, es una variedad en el que predomina el almidón blando o menos compacto, que facilita la molienda del grano.
Se cultiva mucho en los Andes sudamericanos, territorios que ocupaba el antiguo Imperio inca.

La harina de maíz o millo se extrae al moler la parte interna o núcleo del grano.
Esta parte representa el 75% del peso del grano del cereal, y está formado fundamentalmente por almidón, y por un complejo proteico denominado zeína.
El maíz no origina harinas panificables, ya que no contiene en su composición las proteínas que conforman el gluten al amasarse con agua.

Como esta harina no tiene la suficiente capacidad para hacer crecer a la masa, es aconsejable mezclarla con otras.
Para obtener un buen resultado la proporción adecuada sería 1:1, es decir, una taza de harina de maíz por cada taza de harina de trigo.

Ahora os dejo con la receta y su elaboración paso a paso.

Pan de Broa de milho ....



Ingredientes:

300 Gr de harina de maíz o millo.
400 Gr de harina de trigo de fuerza.
600 Ml de agua.
2 Cucharadas de café de sal.
5 Gr de levadura de panadería seca.




Preparación en Monsieur Cousine o Termomix:

Ponemos 300 Ml de agua en el bol y programamos 3 minutos en temperatura máxima ( ST) en velocidad 1.
Una vez termine añadir la harina de millo y mezclamos durante 10 segundos a velocidad 4 , seguidamente programamos 2 minutos a velocidad 3.
Dejamos enfriar ligeramente dentro del vaso y la pasamos a otro recipiente hasta que enfríe una media hora.
Con este paso vamos a permitir la gelatinización del almidón del maíz.

De manera Tradicional:

Poner en un bol la harina de maíz y verter por encima 300 Ml de agua hirviendo para que toda la harina quede bien escaldada.
Remover durante unos 5 minutos y dejar reposar unos 30 minutos para que se enfríe y permitir la gelatinización del almidón del maíz.



Sin lavar el vaso ponemos los otros 300 Ml de agua la levadura seca y programamos 1 minuto a a velocidad 1 temperatura 37 C.

Una vez termine añadimos la harina de millo que teníamos reservada y programamos 20 segundos a velocidad 4 .
Añadimos la harina de fuerza la sal y programamos 2 minutos a velocidad 3 , una vez termine 1 minuto a velocidad 4.

En una superficie de trabajo ponemos un poco de harina de fuerza , volcamos la masa y le damos la forma deseada , yo he echo una hogaza a la que he echo unos cortes con una cuchilla y espolvoree un poco de harina por encima.

La pasamos a la bandeja del horno espolvoreada con harina y dejamos que doble su volumen , yo la he metido en el horno precalentado a 50 ºC durante media hora.
Precalentamos el horno a 190 ºC e introducimos la hogaza durante una hora o hasta que al golpear la base suene hueco.




De manera tradicional:

En un bol ponemos los otros 300 Ml de agua y la levadura seca con ayuda de una cuchara de madera removemos para que se mezclen ,añadimos la harina de millo que teníamos reservada y removemos durante unos cinco minutos hasta que se integren y se forme como una papilla.

Añadimos la harina de fuerza la sal y seguimos removiendo hasta que este toda integrada, ahora no queda mas remedio que armarse de valor y amasar la masa dentro del bol con las manos durante 20 o 30 minutos, hasta que obtengamos una masa elástica.

Sobre una superficie de trabajo ponemos un poco de harina de fuerza , volcamos la masa y le damos la forma deseada , yo he echo una hogaza a la que he echo unos cortes con una cuchilla y espolvoree un poco de harina por encima.

La pasamos a la bandeja del horno espolvoreada con harina y dejamos que doble su volumen , yo la he metido en el horno precalentado a 50 ºC durante media hora.
Precalentamos el horno a 190 ºC e introducimos la hogaza durante una hora o hasta que al golpear la base suene hueco.

Este es el resultado del pan de broa de Milho una vez ha enfriado.




Es un pan con una corteza crujiente de miga muy densa y un sabor muy potente , ideal para acompañar un buen chorizo , jamón , queso curado así como el  caldo verde .





La maicena no sirve para hacer este pan pues es almidón de maíz , ni la harina de maíz precocida que se usa para hacer las arepas o las tortitas hay que usar harina de maíz sin tratar que podremos comprar en algunas panaderías ,herbolarios o tiendas donde tengan productos aptos para celiacos.




Mas de cerca para que podáis ver la corteza y la miga.




Espero que os haya gustado y no dejéis de poner la receta en practica.

Os espero el miércoles con una receta que seguro os va a gustar mucho y es ideal para estos días de vigilia.

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil y feliz inicio de semana wap@s .

viernes, 20 de marzo de 2015

Bizcocho de Kéfir sin huevo en el Microondas.....

Termino la semana con otra receta dulce para no variar ,hoy le toca el turno a este sencillo bizcocho con Kéfir ,sin huevos ni chocolate que se hace en un momento en el microondas.
El cual es apto para personas con intolerancia a la lactosa como vereis en las fotos es un bizcocho húmedo y jugoso.

Después de hacer varias recetas con el kéfir de leche ,creerme cuando os digo que es un aliado que da un toque especial a las recetas que tradicionalmente se preparan con leche,nata ,buttermilk o yogur.
Así que si tenéis mucho kéfir de leche y ya estáis cansad@s de beberlo mientras os tomáis un respiro no hace falta que os deshagáis de el ,podéis hacer un montón de cosas con el .

Como ya os conté en el post que le dedique al Kéfir este es una bebida con grandes cualidades para la salud.
El kéfir se nutre de leche y la hace fermentar, como resultado se obtiene una especie de yogur dependiendo de la leche que se use.

Ahora os dejo con la receta y su elaboración paso a paso.

Bizcocho de Kéfir sin huevo en el Microondas.....



Ingredientes:

200 Gr de harina.
220 Gr de azúcar.
450 Ml de Kéfir.
80 Ml de aceite de girasol.
1 sobre de levadura .




Preparación:

Mezclamos la harina con la levadura.
En un bol añadimos el azúcar ,el aceite de girasol y el Kéfir con ayuda de unas varillas mezclamos hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Una vez este añadimos la harina poco a poco y vamos integrando con las varillas hasta que tengamos una masa sin grumos.
Vertemos la preparación en un molde apto para el microondas en mi caso de silicona de 24 cm al que previamente habremos untado con un poco de aceite de girasol.




Introducimos en el microondas a 800w durante 8 minutos ,una vez termine dejamos dentro del microondas sin abrir otros cinco minutos.
Sacamos y dejamos enfriar .



Una vez haya enfriado lo ponemos en una bandeja y decoramos como mas nos guste.
Yo le puse un poco de azúcar glas y unas virutas de chocolate con leche.





El kéfir por su ligero sabor agrio no gusta a todo el mundo ,pero así no lo notaran y podrán disfrutar de sus cualidades.

El kéfir ya se puede encontrar en algunos supermercados en la zona de refrigerados,en distintas variedades, natural de leche de vaca, natural de leche de cabra, así como con frutas con limón, arándanos y fresas.
Así que no tenéis disculpa para hacer este bizcocho.





Por regla general pueden tomarlo las personas con intolerancia a la lactosa,la composición de la leche kefirada es muy diferente a la de la leche normal.
El kéfir tiene una cantidad insignificante de lactosa perfectamente tolerable por la mayoría de los intolerantes.


Este bizcocho pese a ser muy sencillo está muy rico y queda muy húmedo y jugoso , mirar una foto mas de cerca ummmmm.




Espero que os haya gustado la receta de este bizcocho con tan pocos ingredientes y sin huevo así como que no dejéis de ponerla en practica seguro que os va a sorprender.

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil y feliz fin de semana wap@s .

miércoles, 18 de marzo de 2015

Huevos Benedictine ....

Como os decía el lunes hoy vereis como he usado la salsa Holandesa , hacia tiempo que quería hacer estos huevos y preparar un brunch ,así que mejor disculpa que el #HECM66 para hacerlo.
El brunch, es una costumbre extendida en los países anglosajones que consiste en fusionar el desayuno ‘breakfast’ y el almuerzo ‘lunch’ en una única comida ‘brunch’.

Circulan varias versiones sobre el origen del brunch, aunque todas coinciden en adjudicar su paternidad a los estadounidenses.
Algunas crónicas apuntan a que surgió en el siglo XIX en el medio rural, donde era tradición que los granjeros tomaran algo a media mañana para reponer fuerzas del trabajo matutino.

Otras fuentes, sin embargo, aseguran que la primera referencia al brunch data de 1895, año en el que el periodista Guy Beringer lo dio a conocer desde las páginas del semanario ‘Hunter´s Weekly’, describiéndolo como “una combinación del desayuno y la comida” que tomaban algunas familias de la alta sociedad neoyorkina “tras volver de su jornada de caza dominical”.

La tradición señala que el brunch debe servirse exclusivamente el sábado o el domingo, entre las 11.00 y las 14.00 horas. Ni antes ni después.
En el brunch tradicional no pueden faltar los huevos ‘benedict’, escalfados  y servidos sobre pan tostado con beicon y salsa holandesa.

Te apetece ver como se prepara uno de los platos de la última moda gastronómica para preparar el fin de semana.

Vamos con la receta y su elaboración paso a paso.

Huevos Benedictine ....



Ingredientes:

1 huevo grande por persona ( los mios caseros).
1 Rebanada de pan tostado por persona.
1 loncha de beicon por persona.
Salsa holandesa.
Agua.
3 cucharadas de vinagre de vino blanco.
Sal.





Preparación:

En primer lugar haremos la  Salsa Holandesa   pinchando encima vereis como hacerlo paso a paso en el microondas si no queréis hacerla al baño maría ,una vez este tostaremos la rebanada de pan y reservamos.
Hacemos la loncha de beicon a la plancha .
Mientras vamos a escalfar los huevos si hacéis los cuatro usar una olla de poca altura y ancha con agua hirviendo, sal y tres cucharadas de vinagre.
Introducimos al agua hirviendo, de uno en uno, los huevos como si fuéramos a hacer huevos fritos y, con ayuda de la espumadera, envolvemos la yema con la clara.
Sacamos los huevos del fuego cuando la clara haya cuajado.

Si hacéis uno solo ponéis agua en una sartén y añadís un poco de sal y una cucharadita de vinagre cuando empiece a hervir añadís el huevo y con ayuda de una cuchara vais echando agua para que se cuaje la clara y un poco la yema .
Una vez este sacamos y ponemos encima del pan con la loncha de beicon.

Ponemos abundante salsa Holandesa por encima y servimos de inmediato.




Esta misma receta puede hacerse sustituyendo el beicon por salmón, así como podemos usar otra variedad de pan.




Para escalfar huevos sin que estos se rompan el agua debe mantenerse a un punto de ebullición muy lento de forma que apenas burbujee.
Si hierve demasiado deprisa las claras se separan en lugar de envolver la yema.
Pueden cascarse por separado en un cuenco pequeño y sumergirlos en el agua desde el cuenco para no quemarse los dedos.
El ácido del vinagre en el agua evitará que la clara se disperse.
Con una espumadera sostendremos la clara y con ella envolveremos el huevo.
Cuando las claras estén compactas y opacas retiraremos los huevos del agua con una espumadera y dejaremos que la clara se cuaje y la yema se quede líquida.

Además de ésta, hay otra técnica para hacer huevos escalfados que nos asegura que la clara envuelva la yema y no se disperse en el agua de cocción.
Esta técnica consiste en utilizar un papel film dentro de un vaso ancho de manera que quede un poco holgado.
En primer lugar hay que untar con aceite de oliva el papel film por la parte que estará en contacto con el huevo.
Después se casca dentro del vaso con el film el huevo, se pone a punto de sal y se cierra la parte superior como si fuese una bolsita, de manera que no pueda entrar agua.

A continuación se introduce el paquete dentro del agua hirviendo y se deja cocinando durante cinco minutos.



Los huevos de gallina son uno de los alimentos más abundantes y comunes de la dieta humana.
La domesticación de las gallinas supuso la posibilidad de disponer de este alimento en todo momento.
Hasta entonces, la gente se alimentaba de huevos que encontraba en los nidos de las aves silvestres.
Aunque ya se conocía la oca, la pata y la pintada, el consumo de huevos fue insignificante hasta el siglo V a.C., fecha en la que la gallina llegó a los corrales de Grecia e Italia.
Así, durante la época romana, los huevos se convirtieron en un ingrediente indispensable en la cocina y principalmente en repostería.

Durante el siglo VIII, los huevos se excluyeron de los menús de Cuaresma, y ya durante la Edad Media constituyeron una parte importante en la dieta de las gentes humildes de toda Europa.
Durante la primera mitad del siglo XX se identificaron la mayoría de las vitaminas y aminoácidos, con lo que el huevo se consideró una fuente de nutrientes esenciales para el organismo, clasificándolo incluso como alimento protector de la salud.




Ummmmmmmmmmm ricos no de muerte relenta.

Espero que os hayan gustado y no dejéis de hacerlos ,os aseguro que estaréis deseando que llegue el fin de semana para disfrutar de ellos de nuevo una vez los hayais comido.

Con esta receta participo en el HEMC#66  “manda huevos” organizado por Cristina de  LeBonVivant .

HEMC #66 - Huevos

Muchas gracias por dedicar un poco de vuestro valioso tiempo a visitarme,así como por dejarme vuestras opiniones y sugerencias las cuales me encanta leer.
Bicos mil wap@s.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Me habeis visitado

Seguidores